RESTAURANTES


Nueve asombrosos restaurantes para un mundo de sabores


Acá hay algunos ejemplos para abrir tu apetito...

Restaurantes principales


Los restaurantes principales del MSC Seaside sirven una apetitosa mezcla de cocina Mediterránea recién preparada y especialidades internacionales en un ambiente elegante.

Cocina panasiática por Roy Yamaguchi


Diseñada con el premiado Chef Roy Yamaguchi, nuestro restaurante Pan-Asiático ofrece una innolvidable experiencia culinaria. El chef Yamaguchi, creador de la cocina fusión hawaiiana, combina su herencia japonesa con su amor por los ingredientes más frescos. Y trae toda su creatividad a cada detalle, desde crear las recetas y sugerir las combinaciones de vinos perfecta a seleccionar la vajilla apropiada y la música ideal para realizar la experiencia.

Restaurante Ocean Cay


Un apetitoso menú de sofisticados platos de pescado y otras recetas, hechas con los ingredientes más frescos y complementados con una maravillosa lista de vinos: éstos son los ingredientes mágicos del lujoso restaurante de pescado en el MSC Seaside. Para una experiencia culinaria verdaderamente especial, probá la Elección del Chef.

Butcher's Cut


Esta parrilla con estilo sirve cortes de primera de todos lados del mundo, junto a una variedad de otros deliciosos platos, todos acompañados de una variedad internacional de vinos, cervezas y cócteles.

Restaurante Teppanyaki por Roy Yamaguchi


Lo tradicional y lo moderno van de la mano en este distinguido restaurant de teppanyaki. Este encantador lugar ofrece auténtica cocina Asiática preparada en el lugar con sólo los ingredientes más frescos y de la mejor calidad.

The Biscayne Bay Buffet & Pizzeria


Este buffet familiar en la cubierta 16 ofrece una variedad de platos populares y otros platos deliciosos y saludables que van a encantar a los niños.

Bistrot La Bohème


Este bistró cálido y agradable promete cocina francesa con verdadera joie de vivre. Disfrutá de la alta calidad de los aperitivos, desde queso y embutidos, hasta escargots y foie gras. O probar algo más sustancial, las chuletas de solomillo con papas y salsa de queso azul seguido por un postre tradicional francés. Incluso podés probar un desayuno de estilo parisino. Oh oui!