Cristóbal

El fuerte San Lorenzo
La ribera del lago Gatún
La bahía de aguas turquesas de Portobelo

Buscá tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Cristóbal

Una visión actual del pasado

Cristóbal es el puerto de Colón, donde va a atracar tu crucero MSC a su llegada.

Al suroeste de la ciudad, una ruta atraviesa las enormes esclusas de Gatún, desde donde vas a poder admirar los gigantescos buques cargueros mientras suben y bajan entre el nivel del mar y el lago Gatún.


Una vez que atravieses el canal, el camino se divide: a la derecha serpentea durante 22 km entre espesos bosques hasta las evocadoras ruinas del colonial Fuerte San Lorenzo, en la desembocadura del río Chagres; a la izquierda se eleva por las orillas del Lago Gatún, ofreciendo unas fantásticas vistas del lago y de sus islitas cubiertas de árboles, antes de transformarse en un sinuoso camino entre las tierras de cultivo hasta las comunidades costeras de Costa Abajo, raramente visitadas por los turistas.


Los cruceros de MSC por el Caribe y las Antillas también ofrecen excursiones a Portobelo. En la época colonial, esta pintoresca localidad era el mayor asentamiento del istmo después de la ciudad de Panamá, ya que todos los expolios provenientes de Sudamérica pasaban por allí de camino a España. 


Las fortalezas en ruinas, vestigios de los intentos de los conquistadores por salvaguardar sus tesoros frente a piratas y corsarios, constituyen los principales lugares de interés turístico de la ciudad. En efecto, las vistas a las aguas turquesas de la bahía desde los oxidados cañones españoles del fuerte constituyen una de las imágenes más populares de Panamá, una imagen que comunica la impresión de un remoto asentamiento militar rodeado por una vegetación exuberante. 


Por ello, puede que te sorprenda descubrir que los fuertes se encuentran en medio de una ciudad moderna bastante pobre, con casas desvencijadas construidas junto a las ruinas históricas y niños jugando al fútbol en lo que era antaño un patio de armas. La ciudad en sí se extiende en su mayoría a lo largo de una estrecha franja de tierra situada entre la carretera principal y la bahía, que da al mar Caribe y que puede recorrerse fácilmente a pie.

Qué ver en Cristóbal

Descubrí nuestras excursiones

No hay resultados

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

República de Panamá

Exuberancia cautivadora
Exuberancia cautivadora

Montañas de bosques nubosos, islas cubiertas de exuberantes palmeras, vibrantes culturas indígenas y la capital más bulliciosa de América Central, unas vacaciones en Panamá te ofrecen una variedad de paisajes sorprendente para un país tan pequeño.

Este alargado y sinuoso país tiene una historia única: desde las caravanas de mulas cargadas de mercancías del Camino Real español hasta la apertura de la selva por el canal más famoso del mundo, Panamá ha cobrado gran importancia como atajo entre el Mar Caribe y las aguas del Pacífico


Constituye también una encrucijada biológica, por lo que el istmo puede presumir de una biodiversidad vegetal superior a la de la Amazonia. 

El tamaño compacto de Panamá hace que gran parte de sus atractivos sean muy accesibles. 

En un crucero por Panamá vas a conocer su irresistible contraste entre lo antiguo y lo moderno, lo artificial y lo natural: grandes buques Panamax informatizados transitan por el canal a través de selvas vírgenes llenas de ranas fluorescentes y esquivos gatos monteses, todo ello a solo media hora en kayak de las aldeas donde los campesinos de Emberá practican la agricultura de subsistencia. 


Visitando su desconocido interior y sus poco visitadas fronteras, puedes explorar los archipiélagos y las selvas inexploradas, parando en pueblecitos, amigables aldeas y remotos eco-lodges, y desde el Volcán Barú, el pico más alto de Panamá, podrás disfrutar de unas vistas únicas del sol saliendo tanto por el Océano Atlántico como por el Océano Pacífico, que te van a dejar sin aliento.