Puerto España

Lugares perfectos para actividades náuticas 
Una colorida fauna y flora
La tirolesa de Macqueripe

Buscá tus cruceros por el Caribe y las Antillas

Puerto España

Antiguas plantaciones de cacao y café

Quienes llegan a Trinidad con un crucero MSC por el Caribe reparan de inmediato en el Northern Range, la cadena montañosa de Trinidad, un triunfo de naturaleza salvaje.



Durante tus vacaciones por el Caribe vas a poder ir de excursión a algunas de las cuevas más accesibles de la isla, las cuevas de Aripo, con una profundidad de 90 m bajo el suelo y repletas de estalactitas y estalagmitas. En las laderas de la Cordillera Septentrional, cubiertas por un exuberante bosque tropical, se esconde una antigua plantación de cacao y café, ahora convertida en el Centro Natural Asa Wright. Esta reserva natural de 80 hectáreas alberga una colorida vegetación y una fauna única, así como numerosas rutas de senderismo.

Acá es casi obligatorio el avistamiento de aves, ya que vas a poder ver especies tan raras como el pájaro péndulo de cola azul o la tangara de palmeras. Para admirar el ibis escarlata, que al atardecer colorea los manglares de miles de manchas rojas, vas a tener que dirigirte hacia el otro templo de las aves de la isla: el Santuario de Aves de Caroni. Entre estas colinas se abre el Valle de Santa Cruz, que antes estaba lleno de plantaciones de cacao y que ahora es una preciosa zona residencial.

A tan solo 40 minutos de la capital vas a encontrar Maracas Bay, la bahía más profunda de la costa norte de la isla. Su forma en “U” hace que sea idónea para todo tipo de actividades de ocio, desde tomar el sol hasta hacer windsurf o bodysurf. Una forma alternativa de conocer la isla es sujetarse a una polea y deslizarse por las tirolesas de lugares como Macqueripe Bay y Chaguaramas, situadas a 5 km al oeste de Puerto España. Esta tirolesa cuenta con siete rutas descendentes diferentes. La más elevada empieza a 30 m de altura y dura 45 minutos: una experiencia única en el mundo. Reservá una excursión al Pitch Lake en La Brea, el lago de alquitrán natural más grande del mundo.

Qué ver en Puerto España

Descubrí nuestras excursiones

    Trinidad y Tobago

    Las sombras de los arrecifes de coral
    Las sombras de los arrecifes de coral

    Trinidad y Tobago. Tan cerca, pero tan diferente. Un crucero por Trinidad te va a llevar hasta Puerto España, su capital, casi veinte veces más poblada que Scarborough, el centro principal de Tobago.


    Los edificios coloniales del siglo XVIII dan a dos avenidas peatonales que constituyen Plaza de la Independencia, la plaza principal, llena de tiendas y restaurantes. En el extremo nororiental de Queen’s Park Savannah, antigua plantación de azúcar reconvertida en parque público con un hipódromo en su interior, podés visitar el bonito jardín rocoso con nenúfares que cubren los estanques que hay entre las rocas. Si te desplazás hacia el lado opuesto hay unas magníficas vistas aéreas de la ciudad. Sobresalen los Siete Magníficos: un maravilloso grupo de edificios coloniales donde llaman la atención las almenas y las torres del Castillo de Stollmeyer, un fragmento escocés en el Caribe.

    Podés disfrutar de la naturaleza virgen en ambas islas, pero si preferís un ritmo más lento deberías ir a Tobago. También vas a encontrar coloridas aldeas de pescadores que se conservan como hace cincuenta años, como las de Charlotteville y Speyside. En esta última vas a encontrar lugares únicos para practicar el submarinismo, donde vas a poder admirar los arrecifes de coral que protegen las playas, entre esponjas del tamaño de una persona y bancos de coral negro.