Khasab

La cima de los Emiratos 

Un fiordo árabe

El legado portugués

Buscá cruceros por Dubai, Abu Dhabi y Sir Bani Yas

Khasab

La Noruega del mundo árabe

Khasab es más conocida como la cima de los Emiratos, un juego de palabras que indica su posición al norte de los Emiratos Árabes Unidos y el atractivo de este puerto omaní situado en el enclave más septentrional del sultanato. Al llegar a Khasab a bordo de un crucero MSC por Dubai, Abu Dhabi y Sir Bani Yas vas a ver que la ciudad vigila el estrecho de Ormuz, que separa el mar Arábigo del océano Índico.


Desde allí el crucero va a entrar en Musandam, el fiordo más largo y famoso de esta costa, que cuenta con largas ensenadas esculpidas en la piedra caliza y se abre paso hacia el interior del país a través de escarpados acantilados que se alzan sobre aguas transparentes repletas de delfines y una gran vida marina. Es por ello que esta zona es más conocida como la «Noruega del mundo árabe».

Una de las formas más fascinantes de explorar estas tierras es a bordo de un dhow, los barcos típicos de la península Arábiga. Hoy en día los dhow están modernizados e incluyen un motor e incluso una o varias velas latinas. Durante la visita a Omán, vas a poder ir de excursión a la Isla del Telégrafo, la histórica isla en la que los británicos construyeron en pleno siglo XIX una estación repetidora del telégrafo que conectaba Bombay con Bahrein.

La ciudad de Khasab fue fundada por los portugueses a principios del siglo XVII en el mejor puerto natural de la región y ofrece numerosas excursiones muy interesantes. Una de las más fascinantes es a la fortaleza de Khasab


Hoy en día alejada del mar, la ciudad conserva su encanto original y algunos de los barcos típicos de la región, los cuales, al igual que los edificios militares, fueron decorados en el estilo tradicional de la península de Musandam.

También vas a poder visitar el pueblo de Bukha y sus dos bonitos fuertes construidos durante la ocupación portuguesa: el fuerte de Bukha, perfectamente conservado y con una corona ininterrumpida de almenas redondas, y el fuerte Al Qala, con sus lisas paredes de piedra.

Qué ver en Khasab

Descubrí nuestras excursiones

    Omán

    Atmósferas de las mil y una noches
    Atmósferas de las mil y una noches

    Ubicada entre el mar, el desierto y altas montañas y descendiente de una cultura milenaria, el Sultanato de Omán te va a llegar al corazón.


    La gran extensión de arena, el Wahiba Sands, es el primer atractivo para los turistas, imperdible durante tu crucero por Omán y los Emiratos. 

    A lo largo de la carretera entre Nizwa y Sur, nos adentramos en el desierto siguiendo las pistas de arena que se insinúan entre dunas color cobre y paisajes inolvidables. 


    Si estás buscando aventuras durante tu viaje a Omán, podés hacer una excursión a dos wadi, los cañones excavados por torrentes que periódicamente surcan estas tierras, dejando después los cauces secos. 

    A Wadi Bani Awf se llega en 4x4 por una pista que atraviesa los montes Hajar, casi rozando los altos picos y las gargantas vertiginosas a lo largo de emocionantes caminos. En cambio, a los amantes del trekking les va a gustar más Wadi Shab


    Los vestigios del pasado guerrero del Sultanato pueden imaginarse por sus numerosos fuertes. Uno de los más singulares es el de Nizwa, con su enorme torre redonda en el centro. Tiene un diámetro de 45 metros y fue construido en el siglo XVII por el sultán Bin Saif Al Ya’rubi para proteger la ciudad. 

    El Fuerte de Jabrin al otro lado de Omán es el más impresionante y el mejor conservado de todos los fuertes. El edificio, que parece de arena, data del siglo XVI y se alza en medio de un palmeral en el desierto, a cinco kilómetros de Bahla.