Salalah

Tras los pasos de la reina de Saba
La «novia del mar Arábigo»
Una ciudad verde

Buscá cruceros por Dubái, Abu Dhabi y Sir Bani Yas

Salalah

La naturaleza conquista el desierto

Una de las paradas imprescindibles en los cruceros MSC por Dubái, Abu Dhabi y Sir Bani Yas es la capital del sultanato de Omán y Mascate, el nombre oficial del sultanato antes de la llegada al trono de Qabus ibn Said.
Salalah
es la capital de Dhofar, la región del suroeste del país. En el verde entorno de la ciudad, que aún disfruta de la fina lluvia del monzón en ciertas temporadas del año, vas a poder ver cocoteros y Boswellias sacras, el árbol del que se extrae el valioso incienso utilizado desde tiempos de los antiguos egipcios.

Apenas bajes del barco en Salalah vas a quedar fascinado por su rico patrimonio histórico y artístico. A poca distancia de Salalah vas a poder visitar el yacimiento arqueológico de Khor Rori, con las ruinas de la antigua ciudad de Sumhuran. Las excursiones a este lugar permiten descubrir el fascinante palacio de verano de la reina de Saba.

Lo que hoy en día es uno de los principales destinos turísticos de Omán y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, antaño fue el principal puerto desde donde se exportaba el incienso. Además, la región cuenta con numerosos sitios protegidos por la UNESCO: el yacimiento arqueológico de Al Baleed, los hallazgos arqueológicos y rupestres de Shisr/Ubar y Wadi Dawkah, situado a unos 25 km al norte de Salalah, en la región de Najd, entre otros.

El patrimonio antropológico de Omán, unido a la gran riqueza de su fauna, especialmente la gran variedad de aves que sobrevuelan o anidan en estas tierras, le han valido a Salalah el sobrenombre de la «novia del mar Arábigo». Para admirar uno de los castillos más fascinantes de la región podés ir de excursión a Taqah, a 33 km de Salalah, donde el jeque Ali Taman Al Ma'shani construyó en el siglo XIX su hogar, hoy en día un museo dedicado a la cultura omaní.

Qué ver en Salalah

Descubrí nuestras excursiones

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

Omán

Atmósferas de las mil y una noches
Atmósferas de las mil y una noches

Ubicada entre el mar, el desierto y altas montañas y descendiente de una cultura milenaria, el Sultanato de Omán te va a llegar al corazón.


La gran extensión de arena, el Wahiba Sands, es el primer atractivo para los turistas, imperdible durante tu crucero por Omán y los Emiratos. 

A lo largo de la carretera entre Nizwa y Sur, nos adentramos en el desierto siguiendo las pistas de arena que se insinúan entre dunas color cobre y paisajes inolvidables. 


Si estás buscando aventuras durante tu viaje a Omán, podés hacer una excursión a dos wadi, los cañones excavados por torrentes que periódicamente surcan estas tierras, dejando después los cauces secos. 

A Wadi Bani Awf se llega en 4x4 por una pista que atraviesa los montes Hajar, casi rozando los altos picos y las gargantas vertiginosas a lo largo de emocionantes caminos. En cambio, a los amantes del trekking les va a gustar más Wadi Shab


Los vestigios del pasado guerrero del Sultanato pueden imaginarse por sus numerosos fuertes. Uno de los más singulares es el de Nizwa, con su enorme torre redonda en el centro. Tiene un diámetro de 45 metros y fue construido en el siglo XVII por el sultán Bin Saif Al Ya’rubi para proteger la ciudad. 

El Fuerte de Jabrin al otro lado de Omán es el más impresionante y el mejor conservado de todos los fuertes. El edificio, que parece de arena, data del siglo XVI y se alza en medio de un palmeral en el desierto, a cinco kilómetros de Bahla.