El Pireo

El puerto de Atenas desde la época clásica
El magnífico Museo Arqueológico Nacional
Las impresionantes ruinas del Partenón en la Acrópolis

Buscá tu crucero por el Mediterráneo

El Pireo/Atenas

Testigo de antiguas civilizaciones

El Pireo (Piraeus) va a ser tu puerto durante tu crucero MSC por el Mediterráneo. Fue el puerto de Atenas desde la época clásica, cuando fueron construidos los llamados Muros Largos, cuyos restos aún son visibles, para conectarlo con la ciudad.
 
Hoy es básicamente una ciudad en sí misma. El puerto donde tu crucero MSC va a esperar tu regreso, con sus ferris hacia las islas, es el motivo principal por el que viene la mayoría de los viajeros; pero si te quedás un poco más de tiempo vas a poder apreciar sus auténticos atractivos, es decir, los puertos de Zea Marina y Mikrolimano, en el lado opuesto de la pequeña península.

Aquí, las zonas residenciales de lujo están muy animadas, con acogedores cafés, bares y restaurantes frente al mar que ofrecen el mejor marisco de la ciudad. Una excursión en tu crucero MSC por el Mediterráneo también puede ser una oportunidad para conocer Atenas. Los restos más famosos de la antigua ciudad clásica griega, encabezados por el Partenón y la Acrópolis, son el núcleo inevitable, junto al magnífico Museo Arqueológico Nacional.

La roca de la Acrópolis, coronada por las impresionantes ruinas del Partenón, domina las vistas de casi toda la ciudad de Atenas. Rodeada de calles peatonales, puede verse casi desde cualquier rincón. Accediendo por la monumental entrada llamada Propileos, vas a poder ver, a la derecha, el minúsculo y elegante Templo de Atenea Niké situado sobre una plataforma que domina El Pireo y el Golfo Sarónico.

El Partenón es el punto culminante, el primer y mayor proyecto del Siglo de Oro ateniense de Pericles. Originalmente las columnas estaban pintadas con colores brillantes y el edificio estaba decorado con magníficas esculturas de la Era Clásica, también con ricos colores. Al norte del Partenón se alza el Erecteion y su llamativa Tribuna de las Cariátides, cuyas columnas están esculpidas con forma de seis altas doncellas.

Qué ver en El Pireo

Descubrí nuestras excursiones

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

Grecia

Bajo el ala protectora de los dioses
Bajo el ala protectora de los dioses

Para apreciar plenamente las 227 islas griegas habitadas dispersas por el Mediterráneo, necesitarías una vida para ir pasando de una a otra.
Las aguas color zafiro que bañan las costas rocosas salpicadas de pequeñas calas secretas y playas de arena que parecen postales de ensueño, son la definición del verano griego por excelencia: sol, mar y arena.

Para todos aquellos que tengan inquietudes culturales, un crucero por las Islas Griegas no va a dejar de ser inspirador. Todas las culturas han dejado su huella, y casi todas las ciudades y pueblos están ligados al pasado, ya sea a través de un romántico templo en ruinas dedicado a Afrodita, una sombría fortaleza veneciana o un polvoriento monasterio bizantino decorado con preciosos frescos.
Pero no dejes que el reclamo cultural te abrume demasiado durante tus vacaciones en las islas griegas. Los placeres hedonísticos ligados al descanso y al calor – nadar al atardecer en cálidas aguas, charlar y beber bajo las estrellas – son un reclamo igual de atractivo.
La globalizada y creciente Atenas es una parada obligatoria, una introducción casi inevitable en un viaje a Grecia: además de la Acrópolis ofrece una amplia variedad de actividades urbanas, desde museos hasta conciertos, tiendas bien surtidas, restaurantes gourmets y estimulantes clubes.