San Petersburgo

Un legendario puerto del mar Báltico
El Nevsky prospekt
El Palacio de Invierno con el Hermitage

Busca tu crucero por el Norte de Europa

San Petersburgo

En la corte del zar

Tu crucero por el mar Báltico con MSC Cruceros va a hacer escala en San Petersburgo.
 
La sofisticada capital del imperio zarista es también la cuna de la Revolución Comunista de 1917 y un símbolo del estoicismo ruso gracias a los 3 años de heroica resistencia al asedio nazi durante la Segunda Guerra Mundial. El San Petersburgo actual entró en la modernidad sin sacrificar su magnificencia y encanto antiguos, con centros comerciales construidos junto a opulentos palacios. Al bajar de tu barco MSC Cruceros vas a descubrir una gran ciudad, quizás una de las más bonitas de toda Rusia.

Los cruceros MSC por el Norte de Europa ofrecen excursiones al centro de San Petersburgo, situado entre la orilla sur del Nevá y el río Fontanka. La zona del Fontanka está dividida por una serie de avenidas que comienzan en la aguja dorada del Almirantazgo, en la orilla sur del Nevá.

La mayoría de los puntos de interés de la ciudad se encuentran en los alrededores de Nevsky prospekt, la columna vertebral y el corazón de la ciudad durante los tres últimos siglos. Esta avenida se extiende desde el monasterio de Alexander Nevsky hasta la plaza del Palacio. Situado a orillas del río Nevá, el barroco Palacio de Invierno, de 200 m de largo, es el palacio más grande y opulento de la ciudad y fue la residencia oficial de los zares, la corte y sus 1.500 sirvientes hasta la revolución de 1917.

Hoy en día el edificio alberga uno de los mejores museos del mundo y el primer museo público dedicado al arte de Rusia, el Hermitage, construido en 1852. El Hermitage posee una colección de más de 3 millones de tesoros y obras de arte, desde antiguas piezas de oro escitas y enormes urnas de malaquita hasta cuadros cubistas. Después de la elaborada decoración de las habitaciones y la colección dedicada al oro, la sección más popular del museo es la dedicada al arte moderno europeo de los siglos XIX y XX.

Qué ver en San Petersburgo

Descubrí nuestras excursiones

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

Rusia

El gran poder
El gran poder

La Rusia europea se extiende desde la frontera con Bielorrusia y Ucrania hasta los Montes Urales, a unos 1.000 km al este de Moscú; incluso sin el resto de la vasta Federación Rusa, constituye con diferencia el país más grande de Europa.

Antiguamente potente imperio zarista y superpotencia comunista, Rusia sigue fascinando a sus visitantes. Moscú, la bulliciosa capital rusa, combina la energía frenética de las ciudades orientales con la atmósfera cosmopolita de las ciudades occidentales. 


Con su densa población y su impresionante arquitectura, desde los palacios zaristas del Kremlin y las cúpulas de bulbo de la Catedral de San Basilio, hasta los monumentales restos de época comunista y los colosales proyectos actuales, esta metrópolis puede llegar a abrumarte. 


En neto contraste, San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, se ha ganado el nombre de “la Venecia de Europa del Norte” por sus preciosos canales y sus elegantes edificios. 


Un crucero por Rusia es una oportunidad única para visitar su puerto, fundado en el siglo XVIII por el zar Pedro el Grande intentando emular lo mejor de la elegancia de la Europa occidental

Hoy en día sus habitantes están más relajados y son más amigables que los de la capital, y su situación en el delta del río Neva es incomparable, ya que le regala unas infinitas vistas sobre las aguas.