Inhaca y la Isla de los Portugueses

Un edén a dos pasos de la costa de Mozambique
Un paraíso caribeño en África
Una maravillosa y rica vida marina

Busca cruceros por Sudáfrica

Isla de los Portugueses e Inhaca

Playas prístinas y aguas transparentes

La isla de Inhaca, propiedad de la Corona británica y situada a unos 32 km de distancia del puerto de Maputo, ofrece a los pasajeros de MSC uno de los lugares más similares al Caribe de toda Sudáfrica. Palmeras, playas impolutas, aguas turquesas y un arrecife de coral te darán la bienvenida nada más desembarcar de tu crucero.

La isla, que vigila la entrada de la bahía de Delago, es una extensión de la franja de arena que encierra el golfo frente a la capital de Mozambique. Durante tus vacaciones descubrirás por qué la isla es famosa por su belleza desde mediados del siglo XX, cuando se decidió transformar gran parte de su interior en una reserva forestal.

En Inhaca encontrarás todo lo que buscas, ya sea en tierra o en el mar. La vida marina de la isla es maravillosa y abundante: tortugas marinas, delfines y coloridos peces tropicales nadan entre los corales o entre las raíces de los bosques de manglar. Podrás disfrutar de este espectáculo tanto si buceas como si únicamente haces esnórquel. Las visitas al pueblo de Inhaca, situado unos cientos de metros más lejos, también pueden ser interesantes.

Allí podrás explorar el mercado local y comprar artesanía y recuerdos locales, así como varios bares y restaurantes que sirven sabrosos platos de la cocina local a base de pescado. La cercana isla de los Portugueses no está habitada. Su vegetación no es tan abundante, pero sigue ofreciendo la imagen típica de una isla desierta. A ella se llega después de un pequeño trayecto en lancha motora o a bordo de un dhow, los barcos tradicionales con velas triangulares que constituyeron durante siglos el principal medio de transporte de toda la costa africana hasta el Mar Rojo, el Golfo Pérsico e India.

Qué ver en la Isla de los Portugueses e Inhaca

Descubrí nuestras excursiones

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

Mozambique

Descansar a la sombra de un baobab
Descansar a la sombra de un baobab

Unas vacaciones en Mozambique significan descubrir un trozo de la auténtica África pero con una gran influencia portuguesa.
Es una tierra capaz de mutar en unos pocos kilómetros, desde las arenas blancas y los arrecifes de coral del Océano Índico, hasta los altiplanos y las montañas de casi 3.000 metros o el legendario Valle del Rift, la cuna de la raza humana, que se encuentra en el centro del país.

Acá vive una población alegre y hospitalaria. En el territorio conviven ciudades coloniales y aldeas de cabañas, bosques de baobabs y manglares, archipiélagos vírgenes y grandes reservas naturales. En un viaje por Mozambique, que antiguamente pertenecía a Portugal, te va a sorprender el encanto de sus pueblos coloniales habitados, con palacios, fortalezas e iglesias de influencias africanas, árabes e indias.

Pero si llegas por mar, lo primero que va a llamar tu atención van a ser sus 3.000 km de costa, que incluyen algunas de las playas más lindas de todo el continente africano. La imagen es la típica de unas vacaciones tropicales: arena blanca, aguas cristalinas y palmeras suavemente mecidas por la brisa. También cuenta con islas para explorar, auténticas joyas como Bazaruto, Benguerra, Magaruque, Santa Carolina o Inhaca. Un lugar donde los amantes del submarinismo y del snorkel van a encontrar mil cosas que ver. La vida marina de la isla ofrece interesantes excursiones con delfines, ballenas jorobadas, dugongos (o vacas marinas), tortugas verdes y tortugas bobas.