Cruceros a Dakar

Los bulliciosos mercados de la ciudad 
Museo de Arte Africano IFAN
La Casa de los Esclavos de Gorea

Busca cruceros por Sudáfrica

Dakar

Una ciudad llena de contradicciones

Llegando a Senegal con un crucero MSC, los grandes restaurantes, una excelente escena musical y las seductoras playas de Dakar, hacen que compita con las demás capitales africanas por méritos propios.

La arquitectura y las frondosas avenidas de la céntrica zona de “Plateau”, una península que gira hacia el sur en el Atlántico, recuerdan más al sur de Francia que a África: para recordar dónde te encuentras, visita el Museo IFAN, con su gran colección de artesanía y objetos rituales, o alguno de los bulliciosos mercados de Dakar. Kermel tiene souvenirs, pescado, flores y fruta, Sandaga ofrece artículos del hogar, CD y maletines hechos con latas de cerveza, y Cour des Orfèvres platería morisca.

La ciudad natal de Youssou N’Dour siempre ha sido un semillero musical desde que su carrera despegó en los años 80, con artistas de la región que acuden a los clubs y los estudios de la ciudad. A 20 minutos de la frenética Dakar, una excursión MSC muy recomendable te permitirá visitar la isla de Gorea, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, protegida del Atlántico por la península de Dakar. La notable historia de Gorea como depósito de esclavos y su soñoliento presente solo parcialmente escolarizado, con mansiones de colores pastel y numerosos museos junto a la playa, la convierten en una excelente e instructiva vía de escape de la ciudad.

La Maison des Esclaves (Casa de los Esclavos) se utilizó para almacenar “piezas de ébano” antes de que fueran enviados a las Américas, y el Museo Histórico IFAN, albergado en el Fort d’Estrées, te llevará a través de la historia de Dakar.

Visitas imprescindibles en Dakar

Descubrí nuestras excursiones

    Tu busqueda para este puerto no tiene resultados. Por favor, cambiá el filtro para encontrar la mejor manera de descubrir el destino.

Senegal

Campos de cacahuetes y sabanas desiertas
Campos de cacahuetes y sabanas desiertas

Senegal es uno de los grandes destinos vacacionales de África Occidental con decenas de hoteles, en su mayoría dedicados a los turistas franceses, a lo largo de la costa norte y sur de la fascinante Dakar, que podrás conocer durante tu crucero por Senegal.

Dirígete al norte hasta la frontera con Mauritania y llegarás al primer puesto de comercio francés del país, la capital colonial de Saint Louis, detenida en el tiempo. Hacia el sur, las playas se deshacen en bancos de arena y riachuelos en el delta del río Saloum, una excelente área de avistamiento de aves. En el interior, la mayor parte del país es una sabana llana y salpicada de baobabs y campos de cacahuetes, pero también hay zonas de interés cultural en el extremo sureste, donde se encuentra uno de los mejores parques nacionales de África Occidental, el Niokolo-Koba, con una significativa fauna de gran tamaño. Senegal tiene una sociedad altamente estratificada, basada en clases y castas y dominada por el grupo étnico más grande, los Wolof. Ocupan los puestos más importantes del gobierno y de los negocios, y sus reinos recubrían el corazón del país: una zona ahora ocupada por importantes campos de cacahuetes.

El estilo francés y las tradiciones islámicas conviven con gran éxito, aunque ambos aspectos se introdujeron hace solo 150 años. En el extremo sur de Senegal, al otro lado de Gambia, entre bosques y arroyos, prevalece una estructura tribal y social completamente diferente.