LÍNEA DE TIEMPO


El proceso, desde el diseño a la puesta de quilla a la flotación

lleva generalmente de dos a tres años