Pointe-à-Pitre

Cascada y Parque Nacional de Guadalupe

Jardín Botánico de Valombreuse

Punta de los Castillos

Encontrá tu crucero en el Caribe y las Antillas

Pointe-à-Pitre

Naturaleza majestuosa, jardines botánicos e islotes deshabitados

Al llegar a Pointe-à-Pitre, Guadalupe, a bordo de tu crucero MSC por el Caribe y las Antillas, descubrirás una joya francesa en el sur del Caribe, o como la llamaban los indígenas, Karukera, la “isla de las aguas hermosas”. La cultura y gastronomía criollas de Guadalupe son una mezcla de muchas influencias, como la francesa, la africana, la india y la del este de Asia. Hacé una bonita Excursión de MSC Cruceros al Parque Nacional de Guadalupe, nombrado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Ubicado al sur de Basse-Terre, el parque cuenta con uno de los bosques más bonitos del Caribe y alberga el pico más alto de la isla, el volcán Soufrière. Visitá las tres preciosas cascadas de Carbet en las laderas inferiores de La Soufrière. La segunda cascada, de más de 100 metros de altura, puede contemplarse desde un puente colgante. Son unas cascadas tan bonitas que no es de extrañar que figuren entre las atracciones más visitadas de Guadalupe.

El jardín botánico de Valombreuse es una visita obligada para los amantes de los jardines, y con 500 especies en su colección, no hay muchos más en el mundo que estén a su altura. Situado entre el mar y las montañas, alberga un sinfín de plantas y flores tropicales, además de un montón de especies de aves, como los pavos reales y los colibrís, a los que les encantan las flores.

Recorré la costa sur de Grande Terre en una excursión de MSC Cruceros a St. Anne, un encantador pueblo de pescadores con su paseo marítimo. Luego proseguí hasta la fotogénica Pointe des Châteaux, una increíble formación rocosa esculpida por el viento, y a continuación hacé una parada en Morne-à-L’Eau, ciudad conocida por su cementerio artístico y sus tumbas de cuadros blancos y negros, como los tableros de jugar a las damas.

También podrás hacer una excursión de MSC Cruceros en catamarán desde Pointe-à-Pitre hasta el islote deshabitado de Gosier, una minúscula joya que te cautivará por su frondosa vegetación, sus playas de arena blanca, un diminuto pero encantador faro y el intenso azul del mar.

Qué ver en Pointe-à-Pitre

Descubrí nuestras excursiones

    Guadalupe

    El encanto de las bahías verdes
    El encanto de las bahías verdes

    Para saborear el Caribe francés, probá unas vacaciones en Guadalupe.

    El archipiélago de Guadalupe aparece sencillamente impresionante cuando llegás a bordo de un crucero por el Caribe. Sus aguas turquesas son el escenario ideal para realizar deportes acuáticos. La amplia Grande Anse en Les Saintes es considerada una de las playas más lindas del mundo.

    Podés llegar hasta las playas a través de campos salpicados de antiguas ruinas y encontrar increíbles paisajes, como Pointe Vigie, donde las aguas del Océano Atlántico tienen una profundidad de 84 m. Y durante una excursión a Port d’Enfer, a 25 km de Le Moule, vas a poder admirar la pequeña laguna creada por el océano y rodeada de rocas y prados. Si querés ver playas de arena rosa o de arenas volcánicas, deberías ir a Basse Terre, o si lo que buscás es naturaleza salvaje, dirígíte a La Désirade, la isla en forma de puro.

    No te pierdas la excursión a Marie Galante, donde vas a encontrar las playas más lindas. Y también deberías probar la cocina local: Ingredientes caribeños y africanos, con especias de tierras lejanas. Entre los alimentos recomendados están: Los anacardos de La Désirade; los Tourments d’Amour, unos pasteles hechos en Les Saintes (el archipiélago dentro del archipiélago) con mermelada de coco, hojaldre, azúcar de caña, harina, crema (opcional) y huevos; o un refrescante batido de coco.