Reikiavik

Iglesia de Hallgrímur
El Sólfar o Viajero del Sol
El Parque Nacional de Thingvellir

Buscá tu crucero por el Norte de Europa

Reikiavik

La ciudad de los spas

Como vas a ver desde tu crucero al llegar al puerto de Reikiavik, la ciudad se refleja en las aguas de la bahía. Los muelles están rodeados por numerosas tiendas, clubes de música en directo y cafeterías.
Podés dar un paseo por Frakkastigur hasta Lækjartorg para admirar el Sólfar, una enorme y moderna escultura de acero, más conocida como el Viajero del Sol, que tiene forma de barco vikingo con la proa apuntando hacia el norte y es obra de Jón Gunnar Árnason.

En el centro histórico, en los barrios de Aðalstræti y Suðurgata, vas a poder viajar hacia el pasado, ya que todavía hoy pueden verse las ruinas de varias viviendas islandesas primitivas. También merece la pena visitar la iglesia de Hallgrímur, probablemente el monumento arquitectónico más importante de Reikiavik. Como vas a descubrir durante tu crucero MSC por el Norte de Europa, todo el país depende de la energía geotérmica y está repleto de spas.

No podés perderte las excursiones al Parque Nacional de Thingvellir, situado en la región suroeste de la isla y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2004. En la orilla norte del Thingvellir, el lago más grande de Islandia, el río Öxará forma la cascada de Öxaráfoss junto a Almannagjá, la falla más grande de la isla.

Si te gustan las cataratas, no podés perderte las de Gullfoss, en el sureste de la isla. Allí, el río Hvítá cae en dos saltos de 11 y 21 m respectivamente, y forma así la reina de las cataratas de Islandia, para después continuar hacia la llanura por un angosto desfiladero. En esta región se encuentra también el Strokkur, el único géiser que erupciona cada 4-8 minutos. A continuación vas a visitar el valle de Haukadalur, donde vas a poder ver el Geysir, el géiser más antiguo que da nombre a estas fuentes termales.

Sus erupciones lanzan agua hirviendo a 60 m de altura, aunque a menudo pueden llegar hasta los 100 m, lo que lo convierte en el géiser activo más alto del mundo.

Qué ver en Reikiavik

Descubrí nuestras excursiones

    Islandia

    Fuentes de lava entre el hielo
    Fuentes de lava entre el hielo

    Unas vacaciones por Islandia son como descubrir otro mundo. Aunque te la hayas imaginado, esta isla te va a sorprender.
    Mucha gente no sabe que Reikiavik, la capital de Islandia, cuenta con una intensa vida artística y social. O que la naturaleza de Islandia es tan exuberante porque la temperatura durante el verano es increíblemente templada o que en invierno, cuando el cielo aparece iluminado por la aurora boreal, no hace tanto frío como se cree.

    Islandia va a saber cómo atraparte con sus piscinas de barros calientes, sus increíbles géiseres, sus hielos, sus cascadas y mucho más. Dedicate al avistamiento de aves en el Lago Mývatn o hacé una excursión para ir a ver las ballenas, ya que el mar de Islandia es uno de los mejores lugares para la observación de estos grandes cetáceos.
    Si te gusta el hielo, andá a visitar Jökulsárlón, la laguna helada más grande del país, que se forma donde el glaciar Breiðamerkurjökull se encuentra con las aguas del Océano Atlántico.
    Y si lo que querés es relajarte, deberías saber que hay más de 170 piscinas geotermales como la magnífica y terapéutica Blue Lagoon, a unos 40 km de Reikiavik, una gran piscina alimentada por un manantial del que brota agua a una temperatura entre 37ºC y 39ºC, rica en minerales con propiedades curativas.