Marsella

La atmósfera del Vieux Port
La inconfundible Notre-Dame de la Garde
Las vistas desde el Palais du Pharo

Buscá tu crucero por el Mediterráneo

Marsella

Aromas y sabores multiculturales

¿Estás preparado para descubrir Marsella con un crucero MSC por el Mediterráneo?
Cuando navegues por el sur de Francia, tenés que saber que Marsella es la ciudad más famosa y poblada del país después de París y Lyon. Cuando desembarques de tu crucero MSC, los cafés en torno al Vieux Port (Puerto Viejo), donde el pescado fresco se vende directamente en los barcos anclados en el Muelle de los Belgas, son el lugar perfecto para observar la vida de las calles de la ciudad.

La parte norte (Le Panier) es especialmente linda por la tarde, cuando las terrazas están más soleadas y las vistas son mejores. Las mejores vistas del Vieux Port pueden apreciarse desde el Palais du Pharo, en el promontorio más allá del Fuerte de San Nicolás o, para un ángulo más amplio, desde Notre-Dame-de-la-Garde, el símbolo urbano del Segundo Imperio, en la cima de la colina de La Garde. Al norte del Vieux Port se encuentra la parte más antigua de Marsella, Le Panier, que hasta la última guerra, con sus minúsculas calles, sus empinadas escaleras mediterráneas y sus casas de todas las épocas, conformaba el típico casco antiguo de la Costa Azul.

Desde el Vieux Port podés disfrutar de numerosas excursiones de MSC Cruceros. Si no fuera por Marsella, que está apenas 30 km al sur, Aix-en-Provence sería la ciudad principal de la Provenza central. Aix resulta atractiva desde el primer momento, es un lugar de aspecto solemne, tradicionalmente vista como ciudad conservadora.

Capital de la Iglesia Católica durante la temprana Edad Media y durante siglos el principal centro cultural, Aviñòn (o Avignon) es otra excursión que no te podés perder. Su baja muralla medieval rodea el centro histórico, enclavado en una curva de 90 grados en el río Ródano. Sus puertas y torres restauradas confieren a los antiguos bastiones del centro histórico una sensación de cohesión y de unidad que lo separa netamente de la parte moderna.

Qué ver en Marsella

Descubrí nuestras excursiones

    Cómo llegar al puerto

    Puerto de Marsella

    Esta sección contiene información sobre cómo llegar al puerto

    Terminal de Cruceros

    El embarque se sitúa en MPCT,
    Môle Léon Gourret (Puerta 4)

    Cómo llegar al puerto

    • En auto

      Desde la autopista A7, continuá hasta la A55 («Autoroute du Littoral») y seguí las indicaciones hacia la terminal de cruceros.
      En auto
    • En tren

      Al llegar a la estación de tren de Marsella Saint-Charles, podés tomar un taxi hasta la terminal de cruceros (15-20 minutos). 
      Te sugerimos que no tomes un colectivo, ya que paran lejos de la terminal de cruceros.
      En tren
    • En avión

      El aeropuerto de Marsella Provenza está situado a unos 20 km del puerto.
      Podés llegar a la terminal de cruceros en taxi.
      En avión

    Francia

    Un discreto y delicado encanto chic
    Un discreto y delicado encanto chic

    Unas vacaciones por el sur de Francia te van a llevar hasta el paraíso. Este Jardín del Edén encierra las cimas nevadas de los Bajos Alpes y sus colinas somontanas, que por el este descienden hasta el mar y por el oeste llegan casi hasta el Ródano.


    El interior se caracteriza por una cadena de escarpadas colinas boscosas; mientras que la zona de la costa es una siempre cambiante serie de bahías de aspecto casi geométrico, que a veces dan paso a aglomerados de escollos de piedra brillante y a ensenadas estrechas y profundas que parecen fiordos noruegos en miniatura, las calanques. Pero todos estos elementos serían insignificantes sin esa luz mediterránea tan especial. Mágica en primavera y en otoño y al mismo tiempo suave y brillante de una manera teatral, confiere a cada paisaje el máximo color y definición sin destellos. Un crucero por el sur de Francia es una buena oportunidad para visitar la capital de la Riviera, Niza, una vibrante y cautivadora mezcla de influencia italiana, decadente esplendor Belle Époque y arte de primera.

    Al este, la baja Corniche conecta los pintorescos pueblecitos costeros de Villefranche, St-Jean-Cap-Ferrat y Beaulieu; las altas rutas ofrecen algunos de los paisajes de costa más espectaculares por los que podés manejar en Europa, de camino a Èze y el pequeño principado de Mónaco. Las mejores playas están al oeste de la Riviera, en la viva Juan-les-Pins y en Cannes, la ostentosa ciudad famosa por sus tiendas de grandes firmas y por su festival de cine.