Mesina

Una ciudad como un ave fénix
Un extraño campanario
El vigía del estrecho

Buscá tu crucero por el Mediterráneo

Mesina/Taormina

La puerta de entrada a Sicilia

Mesina suele ser lo primero que se ve al llegar a Sicilia en unas vacaciones a bordo de un crucero MSC, y es una magnífica primera impresión: una ciudad brillante que se extiende por la ladera más allá del puerto mediterráneo en forma de hoz.


Mediante una excursión a tierra vas a poder conocer el monumento más importante de Mesina, el Duomo que, como el ave fénix, representa la capacidad de la ciudad de resurgir de las cenizas de su último desastre. El Duomo es la reconstrucción de una catedral erigida por Roger II en el siglo XII y forma parte de la serie de fantásticas iglesias normandas de Sicilia, entre las que se encuentran las suntuosas catedrales de Palermo y Cefalù. El campanario separado del Duomo afirma contener el reloj astronómico más grande del mundo y ofrece su espectáculo principal a medio día, cuando sale rugiendo un león de bronce (el antiguo emblema de Mesina) que puede resultar bastante sorprendente si no te lo esperás.


Justo detrás del Duomo, la sección truncada de la iglesia de la Anunciación de los Catalanes del siglo XII se alza encajonada por debajo del nivel del suelo, y es el único ejemplo de edificio religioso árabe-normando en Mesina que ha sobrevivido hasta nuestros días. 


Cuando surcás el Mar Mediterráneo con un Crucero MSC, la excursión más obvia desde Mesina es al casi demasiado bonito pueblo de Taormina, espectacularmente ubicado sobre un acantilado rocoso entre el Mar Jónico y el altísimo volcán Etna, cuya cima con su sombrío desierto de lava es uno de los paisajes más memorables que Italia puede ofrecerte. 


Antaño lugar de retiro muy apreciado por poetas y escritores, Taormina es hoy en día el resort más ilustre de toda la isla y cautiva a sus visitantes con su célebre teatro antiguo, sus grandes hoteles y su encanto de pueblo pequeño.

Qué ver en Mesina

Descubrí nuestras excursiones

Estimado usuario,
 
Gracias por visitar el sitio web de MSC Cruceros.
 
En este momento nuestro sitio web está en mantenimiento para mejorar la experiencia de nuestros clientes, por lo que no vas a poder confirmar reservas hasta el lunes 12 de diciembre 1:00am.
 
Mientras tanto, no dudes en contactarnos por teléfono en nuestro horario de oficina o por mail por cualquier consulta.
 
Nuestros agentes en el Contact Center de MSC están disponibles para brindarte más información o pre-registrar tus reservas, las cuales serán confirmadas el lunes 12 de diciembre.
 
Nos disculpamos por las molestias ocasionadas.
 
Gracias por tu paciencia.
 
MSC Cruceros

LLEGAR AL PUERTO

Puerto de Messina

Esta sección contiene información acerca de cómo llegar al puerto

Terminal de cruceros

Via Vittorio Emanuele, 2

Llegar al puerto en

  • Auto

    Viajando en la ruta desde Palermo (A20) o Catania (A18), tomá la salida Messina Boccetta y seguí las señalizaciones al puerto de Messina, manejando a través de Viale Boccetta y Via Vittorio Emanuele II.
    Auto

    Información del estacionamiento

    ESTACIONAMIENTO MOLO SANTA LUCIA
     
    • Servicio de valet parking 
    • Llegá a la zona de despacho de equipaje de la terminal de cruceros donde vas a encontrar al personal del estacionamiento
    Reservá tu estacionamiento con MSC

    park_and_cruise_logo 

    VEHÍCULO DÍAS TARIFAS
    Auto 8 € 75,00
    Todoterreno 8 € 75,00
    Minivan 8 € 75,00
  • Tren

    La estación de trenes de Messina está localizada en Piazza della Repubblica, que está a poca distancia a pie de la terminal de cruceros
    Tren
  • Avión

    El aeropuerto Catania (a aproximadamente 1 hora 50 minutos de Messina) tiene el servicio de colectivos Società Autolinee SAIS desde Piazza della Repubblica. El aeropuerto Reggio Calabria tiene el servicio de hidrodeslizador Ustica Lines y colectivos de traslados ATAM (a aproximadamente 1 hora en hidrodeslizador a Messina).
    Avión

Italia

Historia, gastronomía y moda
Historia, gastronomía y moda

Un crucero por Italia es como una montaña rusa de emociones. Roma es una ciudad magnífica e inigualable, y en lo que a lugares de interés histórico se refiere bate a cualquier otra del país.
 
Liguria, la pequeña provincia costera a lo largo de la costa noroccidental, se conoce desde hace tiempo como la “Riviera Italiana”, y es precisamente por eso que los amantes del sol la ocupan durante gran parte del verano.
En el Véneto el principal núcleo de interés es claramente Venecia: una ciudad única donde cada rincón es especial, por lo que su fama es bien merecida. La Toscana, en el centro de Italia, constituye quizá la imagen más representativa que normalmente se tiene del país, con su clásica campiña y sus ciudades llenas de arte como Florencia y Pisa.

El auténtico sur comienza en la región de Campania. Su capital, Nápoles, es una ciudad única e inolvidable, el corazón espiritual de la Italia meridional. Apulia, el “tacón” de Italia, ofrece placeres poco conocidos, como el paisaje de la península del Gargano y la calidad de los mercadillos tipo zoco de su capital, Bari.

Si hablamos de Sicilia, la isla es realmente otro mundo, con una amplia mezcla de atractivos que van desde algunos de los más bellos y mejor conservados tesoros helenísticos de Europa hasta Taormina o Cefalù, dos de las más interesantes localidades costeras del Mediterráneo, sin hablar del maravilloso escenario de sus paisajes.